miércoles, 4 de mayo de 2011

Mis adorables vecinos!!

Cuando entré a vivir en el piso que hoy okupo...y escribo okupo con k porque no dejo de ser una okupa...hasta que mi banco me diga lo contrario ( que no caerá esa chiripa por ahora)...por razones que aún hoy desconozco... y en contra de todas las leyes que rigen las Comunidades Vecinales...pasé cinco, de mis hermosos años, ejerciendo de presidenta.

Pasaba que al principio era un edificio vacío y yo la primera que lo ocupaba... pero, poco a poco, fueron llegando más y más vecinos y con ellos sus quejas a la presidencia:

Que si el ascensor no funcinaba, que si el buzón para la publicidad, que si la vecina del cuarto que tiraba migas por la ventana...y el día que se coló una colmena en el edificio por la chimenea!!!...Vaya bronca tuve que aguantar!!!...Lo peor fue comprobar que mi vivienda también había sido tomada...y con el pánico que les tengo yo a eses bichos!!!..En fin!!...Poco a poco y según iban llegando más vecinos más tocaba que aguantar... Ya una llegaba a la noche pensando cual de los vecinos sería el que vendría esa noche a tocar el timbre ( por no decir otra cosa).

Una de las quejas que más me extraño por surrealista y que la verdad no supe como resolver fue la de unas vecinas ( recién llegadas en alquiler) que me vinieron a protestar por los vecinos del cuarto...que por lo visto ensimismados en el arte de darse placeres..se desbocaban cual corceles en libertad... Claro imaginar mi cara

"Es que todos los martes es lo mismo señora...que  vamos a tener que alquilar una habitación para poder dormir...que es que así no se puede señora. Podría usted subir el martes y comprobarlo..y ya de paso llamarle la atención"

Y una allí, en medio del pasillo alucinando por colores, con cara de pínchame que no sangro y explicándole a las susodichas que como iba a ponerme yo el martes a esperar a que los dones se le diese por fo...y más aún cortarlos en medio de tan ardiente tarea.

La cuestión es que los susodichos vecinos, tiempo después decidieron mudarse al otro lado del edificio y en cierto modo comprendí lo que las señoras me decían ( aunque seguí sin saber como solucionarlo).

Una noche de viernes para sábado( en contra de todo pronóstico de martes)... comenzaron a las cuatro de la mañana, a oírse unos extraños ruidos. Sobresaltada.. me desperté... creyendo que se me venía el piso encima y a continuación, unos berridos...que parecía aquello...ay diosss!! yo no se que parecía!!!...
Resignación tocaba...

Las cinco de la mañana y uno...las seis y otro..las siete....las ocho y ducha!!...Que alivio!!...Seeeee que alivio ..Pues no, tocaba también el de las ocho...

No puedo decir como continúo la historia...pues mi negocio me esperaba..pero al mediodía, cuando regresé con unas ojeras como un mundo y cargadita de sueño..con idea de tomarme una siesta y recuperar las horas perdidas...cual fue mi sorpresa al descubrir que, oh no!!...horror!!!...tocaba el de las cuatro!!

Que mal repartido está el mundo!!....unos tanto!! y otros tan poco!!

Desde ese día no volví a oírlos...creo que poco después se mudaron a otro edificio
( gracias a dios...porque o lo hacían ellos o lo hacía yo)

Cosas pasan!!!.......pero tan cierto como que me llamo como me llamo

3 comentarios:

MariluzGH dijo...

jajajajajajajajajajaja

te pido disculpas por la risa

jajajajajajajajajajaja

por favor no lo tomes a mal

jajajajajajajajajajaja

uuuffff ya jajaja vaaaale yaaaa ufff

Desde luego que es pa'vivirlo...

yo también pagué la novatada de ser vocal de mi edificio (en un complejo de tres) y recibir las visitas a horas innombrables para todo tipo de chorradas hasta que se me incharon las narices (por no decir los ovarios) y mandé poner una cajita de "quejas y sugerencias" con la pegatina del presidente de la comunidad y su número de teléfono... mano de santo, niña ;)

dos abrazos y un beso

Gotas de Rocio dijo...

Desde luego no recomiendo a nadie pasar por la experiencia, aún cuando a veces no queda otra...pena que lo del buzón no se me hubiese ocurrido a mi antes.

No hay nada que disculpar, aunque te aseguro que una cosa es leerlo y otra muy distinta estar allí y sufrirlo.

Saludos Mari luz!!..un gusto tenerte como incondicional.

iissaa dijo...

Es muuuuuuuuuuy bueno!!! Pobre!