jueves, 3 de octubre de 2013

De Perfumes, aromas y ollas


Soy una apasionada de los perfumes..un vicio como otro cualquiera. No todo en la vida va a ser trabajar y trabajar. De vez en cuando nos tenemos que permitir algún pequeño capricho que refuerce nuestro ego..últimamente, muy de larga vez en cuando..

  Hace un par de años cuando mi señor padre se retiró de la vida laboral y pasó a dedicar más tiempo a su huerto...descubrí un nuevo perfume del que ya no me puedo separar...
Es tan delicioso ese aroma!!




 Sí, es eau de pimientos del piquillo braseados lentamente solo con unas gotas de aceite de oliva...
Que delicia!!!


 Últimamente estoi descubriendo nuevas recetas con ellos en el blog  La cocina de mi Abuelo  y sé que no podré evitarlo..

Voy a pecarrr!!!

2 comentarios:

La cocina de mi abuelo dijo...

ese aroma es mi perdicción culinaria, no me resisto a que inunde mi cocina muy a menudo, :)

Gotas de Rocio dijo...

Ya somos dos!!..Dicen de la leña que calienta dos veces ( cuando se corta y cuando se guarda) y con los pimientos pasa lo mismo siempre alimentan dos veces..cuando se asan y cuando se comen.